SoCalGas - Consejos gratuitos de operación para ahorrar energía y dinero

Consejos gratuitos de operación para ahorrar energía y dinero

Los servicios gastronómicos consumen mucha energía


A dónde va la energía


 

Refrigeración

 

Si usted no tiene cortinas de lamas en sus cámaras de refrigeración o congeladores, los costos de energía durante la carga y descarga pueden ser cuatro veces más altos.

  • Reemplace las juntas gastadas de las cámaras de refrigeración y verifique que los cierres automáticos de las puertas funcionen correctamente.
  • Inspeccione regularmente las bobinas de condensadores y evaporadores en las cámaras de refrigeración.
  • Verifique que el aislamiento de las líneas de succión no esté deteriorado y reemplácelo si es necesario.
  • Mantenga libre de objetos el área alrededor de los ventiladores de los evaporadores de la cámara de refrigeración.
  • Verifique que las cortinas de lamas estén en buen estado y manténgalas bajas cuando cargue el refrigerador.
  • Verifique el reloj controlador de descongelamiento y asegúrese de que esté configurado correctamente, con una cantidad mínima de ciclos de descongelamiento.

Iluminación

 

Las lámparas fluorescentes compactas y las lámparas con diodos emisores de luz (LED) consumen entre un 75% y un 80% menos energía que las lámparas incandescentes.

  • Donde sea posible, reemplace las lámparas incandescentes por lámparas fluorescentes compactas o de LED, que producen la misma cantidad de luz con solamente el 25% de energía.
  • Apague las luces que sean innecesarias, especialmente los letreros y paneles de menús, así como las luces decorativas o de espacios interiores. Asimismo, apague las luces en áreas de almacenamiento, salas de descanso, vestíbulos y baños.
  • Mantenga limpios los accesorios eléctricos y los difusores.
  • Apague las luces que sean innecesarias cuando el lugar esté cerrado.
  • Verifique que los controladores de iluminación funcionen correctamente y estén bien programados.
  • Apague las luces de las campanas de ventilación cuando el equipo debajo de ellas se encuentre apagado.

Sanitarios

 

Una llave de agua que tiene una pérdida puede gastar hasta 2,000 galones de agua al año, y hacerle perder gran parte de sus ahorros.

  • Reduzca el uso de agua caliente en la cocina y en la limpieza de las instalaciones.
  • Calibre adecuadamente el lavavajillas y la temperatura del agua caliente según las recomendaciones del fabricante.
  • Inspeccione el lavavajillas de forma regular para ver que no tenga pérdidas.
  • Verifique el aislamiento de las tuberías de agua caliente.
  • Cargue al máximo las bandejas del lavavajillas para optimizar el uso de agua, detergente y energía necesaria para calentar el agua.
  • Apague los tanques de lavado del lavavajillas y los calentadores cuando el establecimiento esté cerrado.

Sistemas de aire acondicionado, ventilación y calefacción (HVAC)

 

Refrescar un lugar a 73°F requiere un 15% más de energía que refrescarlo a 78°F. Cada grado de refrigeración implica un 3% más de consumo de energía.

  • Ajuste el termostato en 78°F para enfriar y 68°F para calefaccionar. A la noche, ajuste el termostato en 55°F para calefaccionar y 90°F para enfriar.
  • Apague todos los ventiladores cuando no haya nadie en el establecimiento.
  • Limpie y controle los filtros, las correas, las bobinas y los rodamientos de forma regular.
  • Apague los ventiladores de las campanas de ventilación cuando la cocina esté cerrada.
  • Cierre las ventilaciones o selle las zonas donde la calefacción/refrigeración no sean necesarias.
  • Proteja o aplique pantallas de reducción de calor en las ventanas que estén expuestas a la luz solar para reducir la necesidad de refrigeración.
  • Ubique los aparatos de cocina bien debajo de la campana.

Preparación de alimentos

 

Si baja la tapa y cubre las sartenes y recipientes de vaporización, usted puede ahorrar hasta un 40% de energía.

  • Implemente programas de encendido y apagado de los equipos.
  • Reduzca la pérdida excesiva de calor controlando cuidadosamente los tiempos de precalentamiento y las temperaturas de cocción. En lo posible, cocine los alimentos en grandes cantidades.
  • Caliente solamente a la temperatura necesaria. No suba los termostatos con la intención de que los equipos se calienten y cocinen más rápido.
  • Apague los equipos cuando no estén en uso. La mayoría de los equipos se precalientan en menos de 15 minutos.
  • Mantenga los equipos limpios. La acumulación de hollín y grasa hace que sus equipos de cocina trabajen más y consuman más energía.
  • Establezca un programa de mantenimiento regular. Programe las revisiones de seguridad y las tareas de mantenimiento según sean necesarias.

Las cifras de los ahorros mencionados son cálculos promedios basados en información publicada por fuentes confiables. Los ahorros individuales pueden variar según la ubicación del establecimiento, el tipo y estado de los equipos, los usos particulares y otros factores.